Retrasos

Author: Carles

El Reglamento (CE) 261/2004 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 11 de febrero (en vigor desde el día 17 de febrero de 2005), establece normas comunes sobre compensación y asistencia a los pasajeros aéreos en caso de denegación de embarque y de cancelación o gran retraso de los vuelos.

El Reglamento no se aplicará si viaja gratuitamente o con un billete de precio reducido que no esté directa o indirectamente a disposición del público.

El Reglamento 261/2004 se aplica:

En el caso de que el vuelo salga de:

•Un aeropuerto comunitario.
•Un aeropuerto situado en un paí­s no comunitario -cuyas normas no dispongan compensaciones y asistencia- con destino a un aeropuerto comunitario y el transportista encargado de efectuar el vuelo sea comunitario.
Siempre que el pasajero:

•Disponga una reserva confirmada en el vuelo, disponiendo de un billete (impreso o electrónico) o de otra prueba de que ha sido aceptada y registrada por la compañía aérea, y se presente a facturación en las condiciones requeridas y a la hora indicada previamente y por escrito, incluso por medios electrónicos (en el caso de no indicarse hora alguna, con una antelación mí­nima de 45 minutos respecto de la hora de salida).
•Haya sido transbordado del vuelo para el que disponí­a de una reserva a otro vuelo.
Y se vea afectado por un retraso con respecto a la hora de salida prevista de:

•2 horas o más en el caso de todos los vuelos de 1.500 kilómetros o menos.
•3 horas o más en el caso de todos los vuelos intracomunitarios de más de 1.500 kilómetros y de todos los demás vuelos de entre 1.500 y 3.500 kilómetros.
•4 horas o más en los vuelos no comprendidos en los apartados anteriores.
El transportista aéreo encargado de efectuar el vuelo le ofrecerá la asistencia indicada en el apartado “Derecho a atención” de Sobreventa, pero únicamente ofrecerá alojamiento en hotel y el transporte entre el aeropuerto y el lugar de alojamiento cuando la salida prevista del vuelo alternativo sea como mí­nimo al dí­a siguiente a la hora previamente anunciada.

Cuando el retraso sea de 5 horas como mí­nimo, la compañí­a ofrecerá al pasajero el reembolso en 7 dí­as del coste í­ntegro del billete al precio en el que se compró, correspondiente a la parte del viaje no efectuada (es decir, si decide no volar), y a la parte del viaje efectuada, si el vuelo ya no tiene razón de ser según el plan de viaje inicial del pasajero, y, si procede, un vuelo de vuelta al primer punto de partida lo más rápidamente posible.

También el Convenio de Montreal recoge la responsabilidad de las compañías aéreas no comunitarias que realicen transporte internacional del daño ocasionado por retrasos en el transporte aéreo de pasajeros. Sin embargo, la compañía aérea no será responsable si prueba que se adoptaron todas las medidas que eran razonablemente necesarias para evitar el daño o que fue imposible adoptar dichas medidas.

El Convenio, a diferencia del Reglamento (CE) 261/2004, de 11 de febrero, establece una indemnización máxima de responsabilidad de 4.150 DEG por pasajero. No obstante, recuerde que este límite de responsabilidad no implica una compensación automática por el importe máximo.

El Derecho Especial de Giro (DEG) es una unidad definida por el Fondo Monetario Internacional, cuyo valor es la suma de los de determinadas cantidades de varias monedas: dólar USA, euro (Alemania), yen japonés, euro (Francia) y libra esterlina. Puede consultar su equivalencia en euros en la web del Fondo Montetario Internacional: http://www.imf.org.

Para reclamar dicha indemnización debe dirigirse a la compañía aérea. Y, en caso de no recibir contestación o no estar de acuerdo con la misma, puede acudir ante los tribunales competentes.
Los documentos necesarios para poder ejercer una correcta reclamación son

  • Tarjeta de embarque del pasajero afectado.
  • Ruta de vuelo emitida por correo electrónico o billetes originales, en donde constan los números de vuelos.
  • Posibles billetes aéreos de vuelos perdidos debido al retraso.
  • Copia de la reclamación a la compañía aérea, necesariamente sellada.
  • Facturas que acrediten perjuicios a consecuencia del retraso del vuelo.